lunes, 25 de agosto de 2014

La Isla


Recientemente, he tenido la inmensa fortuna de visitar Formentera. Paseando por el centro de Sant Francesc Xavier, descubrí el Centre Artesà i Cultural Antoni Tur "Gabrielet". Atraída por el magnético cartel anunciante, me adentré en la Sala de Exposiciones.



Aunar a dos artistas para mostrar sus respectivas muestras, a veces es una propuesta arriesgada. Pero en este caso, fue todo un acierto. Por un lado, la colección personal de sellos de Daniela, presentada con un gusto exquisito, y su impresionante muestrario de tocados. Complementos que a priori yo misma me pregunté a quién podrían favorecer, elaborados con tejidos escogidos y vistosos elementos ornamentales, haciendo gala de una confusa sencillez y de una sorprendente versatilidad.

Por otro lado, las ilustraciones de Julie, de una sensibilidad extrema. Expuestos los originales a tamaño natural y reproducciones en varios formatos pequeños en papel de acuarela, quedé prendada del imaginario de esta joven francesa.



Aunque comprobar que todas estaban incluidas en un libro autoeditado terminó de hacerme temblar de emoción. La autora me explicó que llegó a Formentera hace cinco años. "La magia, la energía del lugar y símbolos como la barca catalana, la higuera y los lagartos fueron detalles que me marcaron e inspiraron este cuento."

Pero "La Isla (demasiado pequeña para ser conocida, pero suficientemente grande para acoger a algunos marineros y a sus familias)" no habla de la historia de la Pitiusa menor, ni es una leyenda adaptada. Para eso ya está la Historia documentada en las enciclopedias y el pasado vivido y olvidado. Se trata de un hermoso cuento, basado en lo vivido por alguien que no desea olvidar, sino sentir para seguir viviendo en este pequeño pedazo de mundo que es capaz de despertar emociones que en otros lugares permanecen ocultas.

Julie, te deseo mucha suerte, y que tus manos sigan volando libres para plasmar tu mundo interior.





jueves, 3 de abril de 2014

Llegó el gran día.


El 27 de marzo de 2.014 tuve el honor de ser protagonista en un evento difícil de catalogar. De cara a realizar la presentación oficial de “La ley de las entrañas”, mi primera novela editada por Chiado Editorial, me esforcé por idear un acto a mi medida. ¿Qué entiendo por un acto a mi medida? Fácil: Rodearme de las personas que quiero, y hacerles pasar la mejor tarde-noche de su vida. Para ello, pensé que debía aunar mis dos pasiones; es decir, la literatura y la música.







Víctor Melonés,
poeta y relatista,
introduciendo el acto.















El acto salió a pedir de boca. A mi lado, mi admirado colega de las letras, Víctor Melonés. Como público, un heterogéneo grupo de amigos y amigas. Entre ellos, algunos escritores ejerciendo cada cual su maestría en una o varias disciplinas. Y músicos… Muchos músicos. Saberme rodeada de tanto artista fue decisivo a la hora de templar mis nervios y desempeñar mi papel lo mejor posible.






Con José Manuel Román,
bajista de
The Blues Riders.












Con el guionista
José Manuel Ruiz Vílchez.







Con el músico granadino
Pepe Raya.





Si bien es cierto que faltaron algunas personas, su ausencia fue debida  a causas ajenas a su voluntad. La convocatoria de tuiteros llevada a cabo por los compañeros que se expresan en ciento cuarenta caracteres, conformó también un detalle tan estimulante como enriquecedor. No tengo palabras si he de expresar el calor que recibí y lo arropada que me sentí.





Pandora, a su llegada
a Granada.
Con ganas de oír
hablar de libros...




¡Y qué decir del posterior concierto de Pandora, mis amigos de Jaén! No hay mayor lujo que firmar libros al ritmo frenético de una banda tocando en directo a mis espaldas. Qué gustazo, señores. Lo que imaginé meses atrás, fue un esbozo de lo que tuve.










Gracias a la sala Mae West de Granada, mis colaboradores y a todos los asistentes. ¡Hacía tiempo que no disfrutaba tanto!















Os dejo con la visceral y contundente presentación de Víctor Melonés.

http://youtu.be/Cu4Giz8gxvI

sábado, 1 de marzo de 2014

¡Cuánto tiempo!

El jueves 27 de febrero, Fernando Gómez Mancha visitó su ciudad de origen. Y aunque debía atender sus quehaceres, me reservó un par de horas. Me propuso quedar en su amada cafetería El Tren, de la que guarda un hermoso recuerdo, allá por su época de estudiante.


Charlamos sobre su última novela, "37 lápices de grafito" y sobre la presentación inminente de "La ley de las entrañas". Intercambiamos confidencias sobre nuestras rutinas, nuestras predilecciones artísticas y el origen de los estímulos que nos llevaron a dedicarnos a la literatura. Hace dos años y medio que nos conocimos y que nos vimos por última vez, de modo que nuestro tiempo para compartir el café se nos esfumó de manera endemoniada.


Deseándonos lo mejor el uno al otro en la carrera de las letras, mi colega tuvo el detalle de regalarme un ejemplar de su novela "El cuerpo desobediente" traducida al italiano. Una de esas preciosas rarezas que pocas veces caen en unas manos ávidas de nuevas emociones... ¡Muchas gracias por todo, Fernando!

jueves, 6 de febrero de 2014

Tu-tuit




Os presento mi nueva contribución al Rincón Literario
del diario Bembibre Digital.

Para leer el microcuento, solo tenéis que entrar en su página:
www.bembibredigital.com y pinchar en el banner.



domingo, 2 de febrero de 2014

la portada del libro


Os anticipo la portada de mi nueva novela. Contadme qué os parece. En unos días, os ofreceré la cubierta completa.


martes, 28 de enero de 2014

¿Conoces a Lavinia?



Queda cada vez menos para que pueda desvelar la cubierta de mi próxima novela.  Mientras tanto, los tuiteros podéis asomaros a la cuenta que mi personaje tiene en Twitter.

@LaviniaLively